Series

Análisis episodio 1 y 2 de 'Sugar', la nueva serie de Apple TV+ protagonizada por Colin Farrell

'Sugar' de Apple TV+ cuenta con una trama clásica de detectives, contando con un sobresaliente Colin Farrell como protagonista.

Análisis episodio 1 y 2 de 'Sugar', la nueva serie de Apple TV+ protagonizada por Colin Farrell
Apple TV+
Sugar

Reparto principal
Sinopsis

Un enigmático detective privado lucha contra sus demonios personales mientras investiga la desaparición de la querida nieta de un productor de Hollywood.

Apple TV+
Este artículo contiene spoilers sobre la serie Sugar

Desde su lanzamiento en 2019, Apple TV+ se ha convertido en el principal referente en el terreno de las series de ciencia ficción, dando lugar a producciones sobresalientes. Sin embargo, sería injusto encasillar a la plataforma de streaming en este tipo de género, pues lo cierto es que viene incorporando a su catálogo títulos televisivos que se alejan completamente de esto, teniendo ejemplos recientes como Cocina con química o Los amos del aire, series con tramas diametralmente opuestas que también se han caracterizado por rebosar calidad. Puede ser que Apple TV+ no sea la plataforma que más series estrena, pero el ratio de éxito es mucho mayor si lo comparamos con sus competidores más directos.

Ayer se estrenó Sugar, la serie creada por Mark Protosevich (Thor, Soy Leyenda) que cuenta con Colin Farrell en el papel de un reputado detective privado llamado John Sugar, bastando apenas unos minutos del primer episodio para captar toda nuestra atención como espectadores, adentrándonos en una historia clásica de detectives cuya trama se desarrolla en la ciudad de Los Ángeles.

La presentación de Sugar imprime mucho carácter al personaje de Farrell, teniendo esta lugar en Tokyo, donde Sugar ha sido contratado para dar con el paradero de un niño secuestrado, hijo de un capo de la yakuza. La escena es de lo más interesante, pues este llega a casa del secuestrador con el pretexto de devolverle algo que ha perdido, momento que aprovecha para colarse y buscar al niño, siendo plenamente consciente de que está ahí, encontrándolo finalmente, pero no sin antes tener que infligir algo de daño al secuestrador. Más allá de demostrar sus dotes detectivescas, Sugar revela un dato interesante, y es que no le gusta infligir daño a través de la violencia, algo que parece tener una justificación procedente de su pasado, siendo esto algo que se tratará a lo largo de la temporada.

Una vez acabado el trabajo, los servicios de John son requeridos en Los Ángeles por un destacado productor de cine llamado Jonathan Siegel (James Cromwell), quien está preocupado por la desaparición de su nieta Olivia (Sydney Chandler) desde hace dos semanas. El pasado de Olivia está marcado por los excesos con las drogas, habiendo desaparecido ya en anteriores ocasiones, pero está vez es distinta según su abuelo, ya que no le ha llamado durante todo este tiempo, algo que sí solía hacer, de ahí que crea que le ha podido pasar algo. John acepta inmediatamente el caso, tocándole muy de lleno desde el principio, como si se tratase de algo que trasciende lo meramente profesional, habiendo una explicación para ello al final del segundo episodio.

Colin Farrell y James Cromwell en Sugar
Apple TV+

John no está sólo en su labor como detective, pues está acompañado por Ruby (Kirby), teniendo ambos una relación muy cercana, aunque por el momento no se entra en detalle. Ruby se encarga de gestionar los casos que le llegan a John, pero no solamente esto, sino que también se preocupa por el estado de salud de este, el cual es una incógnita debido a una serie de momentos donde a John le tiembla la mano. Ruby está en contra de que acepte el caso de Olivia, motivado en parte por la gran carga de trabajo a la que se ha visto expuesto John en los últimos meses, aunque como hemos dicho anteriormente, se ve en la obligación de aceptarlo para dar con el paradero de Olivia.

Colin Farrell y Kirby en Apple TV+
Apple TV+

La primera parada de la investigación lleva a John al apartamento de Olivia, no habiendo señales de ella por ningún lado, pero mientras está indagando entre sus pertenencias, aparecen dos hombres, siendo uno de ellos el hermanastro de Olivia, David (Nate Corddry), quien junto a su acompañante intentan sacarle a John todo lo que ha descubierto, teniendo estos intenciones ocultas que van más allá de encontrar Olivia. La única pista en firme que John consigue son varias fotos de la fallecida madre de Olivia y otras en las que esta aparece junto con su madrastra Melanie (Amy Ryan), a quien John le hace una visita para sacarle información. Un encuentro que tiene lugar en un bar y posteriormente en casa de ella, pero resulta totalmente infructuoso, ya que Melanie se encuentra en estado de embriaguez.

Antes de entrar a susodicho bar, se produce un hecho que demuestra la gran calidad humana que John atesora, pidiéndole a un sin techo llamado Carl, quien está acompañado por un perro, que cuide de su coche por una buena suma de dinero. Hasta aquí puede considerarse como un acto normal, pero John se involucra todavía más para intentar ayudarle, dándole un móvil y ofreciéndose a pagarle a Carl un viaje de avión para que este pueda viajar a Milwaukee para quedarse en casa de su hermana. Desgraciadamente, la buena voluntad de John propicia que Carl muera de sobredosis a lo largo del segundo episodio, sirviendo este momento para conocer más acerca del pasado de John y revelarnos que la necesidad imperiosa de encontrar a Olivia se debe a que le recuerda a su propia hermana, habiendo tenido esta por lo que se presupone un desenlace trágico.

Colin Farrell en Sugar
Apple TV+

La desaparición de Olivia tiene a muchos actores implicados, pues tanto su padre Bernie (Dennis Boutsikaris) como su hermanastro, tienen muchos trapos sucios que esconder, estando principalmente relacionados con un cúmulo de denuncias por agresión sexual en contra de David, las cuales prometen dinamitar su carrera como actor y la de su padre como productor, intentando enterrarlas a base a llegar a acuerdos económicos con las víctimas. Este es un punto importante, y es que Olivia estaba muy vinculada a un movimiento feminista, por lo que, de tener constancia de las atrocidades cometidas por David, podría haber intentado delatarle, siendo este el motivo de su desaparición, máxime cuando se revela que Bernie no parece tenerle mucho apego a su hija. La aparición en escena de Bernie destapa la caja de los truenos, ordenando inmediatamente que se investigue a John, motivado por el miedo que tiene a lo que pueda descubrir. Para acabar de rematar el embrollo, John encuentra el cadáver de un hombre en el maletero del coche de Olivia, estando este relacionado con una banda del crimen organizado, siendo el principal sospechoso del crimen de una mujer a la que Olivia seguía la pista.

La primera temporada de Sugar está compuesta por 8 episodios, por lo que todavía quedan seis episodios por emitirse, desentramando poco a poco el misterio de la extraña desaparición de Olivia.