Series

Análisis de 'Materia oscura': Apple TV+ vuelve a ofrecer una serie de ciencia ficción sobresaliente que trasciende incluso más allá del género

La adaptación televisiva de la obra literaria de Blake Crouch, apuntala su historia en la ciencia ficción, pero lo que la convierte en sobresaliente es lo personal que se siente.
Análisis de 'Materia oscura': Apple TV+ vuelve a ofrecer una serie de ciencia ficción sobresaliente que trasciende incluso más allá del género
Apple TV+
Materia oscura

Reparto principal
Sinopsis

Basada en el éxito superventas de Blake Crouch. Jason Dessen acaba en una versión alternativa de su vida. Para volver con su auténtica familia, se embarca en un tortuoso viaje para salvarla del enemigo más aterrador: él mismo.

Apple TV+

Apple TV+ no se ha ganado por casualidad su posición de dominancia en la ciencia ficción, siendo la plataforma de streaming de Apple la abanderada del género, gracias al excelente trabajo que realiza en todas y cada una de las producciones televisivas que lleva lanzando en los últimos años.

La ciencia ficción puede presentar muchas caras, no siendo necesario realizar grandes alardes de fantasía para confeccionar una historia interesante argumentalmente hablando, estando aquí una de las claves del éxito de Apple TV+ en cuanto a este tipo de producciones se refiere, no teniendo miedo a apostar por ellas, imprimiéndoles unas características que las hace únicas.

Después de asistir al estreno recientemente de Constelación, una producción diametralmente opuesta a las series sci-fi que Apple TV+ venía realizando, con una historia con tintes de terror y donde el aspecto psicológico juega un papel muy importante, ahora es el turno de Materia oscura, basada en la novela homónima del escritor Blake Crouch publicada en 2016, cosechando en su momento opiniones sobresalientes que incluso la llegaron a catalogar como una de las mejores novelas de ciencia ficción de la década.

En el mundo de las series, pocas veces suele suceder que el escritor del material original se ponga al frente de la producción, pero en Materia oscura Crouch ejerce como showrunner y guionista, siendo una decisión a todas luces muy acertada, pues al fin y al cabo el autor es quien mejor conoce su obra, pero no todos tienen esa habilidad para extrapolar su trabajo a la pantalla. En este sentido, el escritor estadounidense nos brinda un intenso drama donde la ciencia ficción es el telón de fondo, pero lo realmente importante está en una poderosa historia donde en muchos momentos esta toca la fibra sensible del espectador, poniéndonos en la piel de los protagonistas, sobre todo en el caso del personaje de Jason Dessen interpretado por Joel Edgerton.

La trama de 'Materia oscura' es un viaje trepidante

Joel Edgerton en Materia oscura
Apple TV+

Al igual que sucedió con Constelación, Materia oscura es una serie donde no se puede incidir en profundidad debido a la estructura de su trama, deleitando al espectador con una intriga inherente a lo largo de los nueve episodios por los que está formada la temporada, habiendo giros de guion que causan impacto en la percepción que se tiene de los personajes, por lo que cuánto menos se sepa de ella antes de visionarla, mejor.

Aun así, en base a lo que se ha revelado en la sinopsis y en los trailers lanzados por Apple TV+, la premisa de Materia oscura se centra en el mencionado personaje de Jason Dessen, un padre de familia que vive en Chicago con su mujer Daniela (Jennifer Connelly) y su hijo adolescente Charlie (Oakes Fegley). La vida de Jason es completamente corriente, compaginando su trabajo como profesor de física en la universidad, con la vida hogareña junto a su familia, habiendo priorizado esto por encima de una carrera profesional mejor. En este punto, aparece en escena su amigo Ryan (Jimmi Simpson), quien acaba de ser galardonado con un prestigioso premio de ciencias, iniciando en Jason un debate interno acerca de si ese podría haber sido él, aunque realmente no tiene ningún remordimiento al haber elegido a su familia en vez del éxito, pues la relación con Daniela y su hijo es modélica.

Una noche, en su vuelta a casa después de haber asistido a la fiesta de celebración de Ryan, Jason es secuestrado por un hombre enmascarado, con quien mantiene una extraña conversación, previamente a drogarle y dejarle inconsciente. Este hecho da paso a la confusión, pues Jason despierta en un entorno que no conoce y en presencia de personas desconocidas o que directamente hacía muchos años que no veía, provocando una gran confusión en Jason, pues esas personas parecen conocerle muy bien a él, pero no él a ellas. Paralelamente, se descubre que el agresor de Jason no es nadie menos que una versión alternativa de sí mismo, presentándose en su casa, suplantando la identidad del Jason original por llamarlo de alguna manera.

Resulta que toda esta situación viene propiciada por el Jason alternativo, quien hizo un importante hallazgo científico que permite visitar universos paralelos, logrando este introducirse en aquel que le hubiese gustado vivir de haber tomado otras decisiones en su vida. Esto es precisamente en lo que basa su trama Materia oscura, en los caminos que no tomamos y que podrían haber cambiado el curso de los acontecimientos. A partir de aquí, hay una bifurcación de tramas, en la correspondiente al Jason original vemos la agonía de este por regresar a casa, embarcándose en una misión por el multiverso en compañía de la doctora Amanda Lucas (Alice Braga), mientras que el Jason alternativo intenta adaptarse a su nueva vida, asemejándose todo lo posible a su homólogo, no tardando en levantar sospechas por sus evidentes diferencias de caracter con este.

Joel Edgerton y Jennifer Connelly brillan en sus respectivos papeles

Joel Edgerton y Jennifer Connelly en Materia oscura
Apple TV+

En una serie como Materia oscura donde la ciencia ficción es un vehículo para dar forma a una narrativa donde las relaciones personales son clave, poniéndonos en la piel de los personajes hasta tal punto de vernos reflejados en ellos, las interpretaciones son fundamentales, y aquí la serie de Crouch brilla gracias sobre todo a Joel Edgerton y Jennifer Connelly. En el caso de Edgerton, la propia concepción de la historia donde los saltos entre realidades se suceden, provoca que seamos testigos de la dualidad entre los dos Jason, pues básicamente son la misma persona, pero ambos con matices que los diferencian, lo que provoca que nosotros como espectadores empaticemos con el Jason original, mientras que el alternativo te crea desconfianza e incluso animadversión. Esto habla del gran talento de Edgerton, pues incluso solamente con los gestos y el semblante del rostro, seríamos capaces de diferenciar de que versión de Jason se trata.

Jennifer Connelly está sobresaliente dando vida a Daniela, un personaje más complejo de lo que parece a priori, pues ella es la que hace más acuciante la necesidad de Jason por volver a su realidad, caracterizándose por ser una mujer cariñosa, compaginando su trabajo con el bienestar de su familia, y a pesar de malos momentos que ha vivido en el pasado, ha seguido adelante, sin arrepentirse de nada, que al fin y al cabo es en lo que se basa Materia oscura para dar forma a su argumento. Connelly es una grandísima actriz que tienen en su haber un premio Oscar por Una mente maravillosa, imprimiendo en el personaje de Daniela una luz que la hace resplandecer y que explica el motivo por el cual el Jason alternativo necesitaba vivir esa vida que se perdió por sus decisiones.

Materia oscura es una serie que te engancha desde el primer momento, incluso en unos primeros episodios que pueden parecer densos por todo lo que ocurre, estos se disfrutan plenamente, dando posteriormente pie a una narración más dinámica a causa de ese viaje entre realidades al que Jason se enfrenta para volver a casa. Este tipo de historias engrandecen al género de ciencia ficción, valiéndose de situaciones que, aunque puedan ser a priori inverosímiles, parecen muy reales, algo que ya se ha visto en otros títulos como Silo, Para toda la humanidad o mismamente Insterstellar de Christopher Nolan. Aquellos que esperan que Materia oscura sea como Constelación, encontrarán ciertamente algo completamente opuesto, pues más allá de que ambas traten temas similares donde los universos paralelos son el eje de la historia, la ejecución es totalmente distinta y el mensaje que quiere transmitir es más profundo en el de la serie de Crouch, pues Constelación juega mucho con el aspecto mental del personaje de Noomi Rapace, adentrándose en el terreno psicológico.

Los dos primeros episodios de Materia oscura ya se encuentran disponibles en Apple TV+, mientras que los siete restantes se lanzarán semanalmente.